¿Mojarnos por la lluvia, salir o dormir con el cabello mojado, o tener los pies mojados hará que nos enfermemos? La respuesta corta es no. No hay una relación causa-efecto directa entre mojarse total o parcialmente y sufrir una gripe o resfriado. Sin embargo sí existe toda una serie de factores que influyen indirectamente en esta relación.

El resfriado es causado por un virusB0006938 Common cold virus

O una gran cantidad de virus. Se señalan alrededor de 200 tipos de virus que son causantes del resfriado. La gran mayoría (entre 50 y 80%) son causados por un grupo llamado los Rhinovirus (1,2). Esto tiene algunas implicaciones, como por ejemplo el hecho de que tomar antibióticos no contribuye a aliviarte del resfriado común.

Durante las estaciones lluviosas o más frías, más gente se enferma

Sí, pero es un problema de tasas de contagio y densidad de personas susceptibles. Cuando comienzan las lluvias es más probable que te contagies porque usualmente pasas más tiempo rodeado de personas, y también de una mayor cantidad de personas: podrías quedarte más tiempo en casa o en el trabajo esperando que la lluvia pase. Si el mal tiempo te sorprende en la calle, estarás con un cúmulo de personas refugiándote. Este mayor contacto aumenta las oportunidades de que una persona resfriada transmita el virus a los que le rodean.

rain-in-street-and-sheltering-crowd_6525
Es más probable que alguien de la foto se contagie mientras espera allí.

¿Y el cabello o los pies mojados?

Se han hecho experimentos en los que colocan un grupo de voluntarios con los pies en agua y otro grupo con los pies secos en un recipiente sin agua. A ambos se les evaluaron los síntomas que sintieron en los días siguientes. La idea es que si el tener los pies mojados causara resfriado, entonces se esperaría que al final la mayoría de los voluntarios con los pies mojados se enfermaran.

El resultado fue que los que tuvieron los pies mojados no se enfermaron más que los de los pies secos. Y aunque un pequeño número de ambos grupos se enfermó, se encontró que estas personas naturalmente ya sufrían más resfriados al año que el promedio (3).

¿Pero influye la temperatura en algo?

En una zona muy específica: la naríz. La temperatura promedio del cuerpo es de 37 °C y se ha encontrado que a bajas temperaturas (33-35 °C), las células del interior de la nariz que se encargan de detener patógenos, tienen una respuesta menos eficiente y por lo tanto el virus tiene mejores oportunidades de producir la enfermedad (4).

¿Qué se puede hacer entonces?

El estornudo es un mecanismo del cuerpo para expulsar agentes extraños de la nariz, y desafortunadamente, también una de las formas más fáciles de propagar el virus. El virus viaja en las mucosidades que expulsamos al toser y estornudar, puede sobrevivir en la piel de las manos  y en superficies durante horas (5). Por ello dos de las principales medidas para prevenir contagiar a otros es cubrirte adecuadamente al momento de toser y estornudar. Y para minimizar las oportunidades de contagiarte, mantén tus manos limpias, ya que son la principal superficie de contacto entre tu cuerpo y otras personas. ¿Quieres ver cuanta diferencia hace? Fíjate en las siguientes animaciones que se desprenden de un estudio científico. Es una técnica llamada umbrascopía, que permite ver las partículas traslúcidas con base en la sombra que proyectan (6):

2017-01-15
Así puede lucir un estornudo sin ningún tipo de bloqueo
2017-01-15_2b
Si te cubres con el puño cerrado sólo bifurcas el flujo de mucosidades, no ofrece mayor bloqueo.
2017-01-15_c
Si nos cubrimos por completo la boca, podemos detener casi todas las partículas

Referencias

  1. Mäkelä, Mika J., et al. “Viruses and bacteria in the etiology of the common cold.” Journal of clinical microbiology 36.2 (1998): 539-542.
  2. Eccles, R. (2002). Acute cooling of the body surface and the common cold. Rhinology, 40(3), 109-114
  3. Johnson, C., & Eccles, R. (2005). Acute cooling of the feet and the onset of common cold symptoms. Family Practice, 22(6), 608-613.
  4. Foxman, E. F., Storer, J. A., Fitzgerald, M. E., Wasik, B. R., Hou, L., Zhao, H., … & Iwasaki, A. (2015). Temperature-dependent innate defense against the common cold virus limits viral replication at warm temperature in mouse airway cells. Proceedings of the National Academy of Sciences, 112(3), 827-832.
  5. W. Tang, Julian; D. G. Nicolle, Andre; Pantelic, Jovan; Jiang, Mingxiu; Sekhr, Chandra; K. W. Cheong, David; Wai Tham, Kwok (2011): Qualitative Real-Time Schlieren and Shadowgraph Imaging of Human Exhaled Airflows: An Aid to Aerosol Infection Control. figshare. https://dx.doi.org/10.1371/journal.pone.0021392
  6. L’Huillier, A. G., Tapparel, C., Turin, L., Boquete-Suter, P., Thomas, Y., & Kaiser, L. (2015). Survival of rhinoviruses on human fingers. Clinical Microbiology and Infection, 21(4), 381-385.
Anuncios